ibex

Entre una maraña de discusiones y posiciones encontradas, una cosa parece estar clara se le pregunte a quien se le pregunte, sea operador privado del seguro o funcionario público de supervisión: sí. El esfuerzo hace falta, y merecerá la pena. Otra cosa es el calendario y contenido del cambio; pero que el cambio es bueno y adecuado, es algo que todos o casi todos compartimos. Así pues, para poder introducirnos en el mundo de Solvencia II, mejor haremos explicando primero los porqués de esta posición.

Estamos en medio de una crisis financiera que pasa por ser una de las más graves de la Historia Económica Moderna, si no la más grave. Aunque «financiero» no quiere decir, en modo alguno, asegurador. Al contrario: las aseguradoras han aguantado perfectamente el tirón, y hay muchos mercados, como el español, en los que su apelación al dinero público ha sido de 0 [cero] euros. Esa crisis financiera comenzó porque había unos activos tóxicos mezclados en unas titulizaciones y los compradores de las mismas no eran conscientes de su toxicidad. En otras palabras, la crisis financiera surgió por una cosa de la que ya venían hablando los expertos de años atrás: porque las entidades financieras no conocían bien los riesgos que habían asumido haciendo su negocio.

Pues bien: Solvencia II va de medir, y gestionar, esos riesgos.
No va de no asumir riesgos. Si no asumiésemos riesgos, el sector asegurador no existiría porque, al fin y a la postre, la actividad aseguradora consiste en ponerle precio a un riesgo: el riesgo de que se queme tu casa, o de que atropelles a alguien, de que llegues a la jubilación y no te mueras…

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Once − 10 =